Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

ejercicio

El ejercicio físico provoca en los sujetos efectos beneficiosos desde el punto de vista fisiológico, psicológico y social. El ejercicio ha demostrado ser un método excelente de protección frente a enfermedades neurodegenerativas.

El Homo sapiens de la era Paleolítica necesitaba un nivel alto de actividad física a lo largo del día para su supervivencia (49 kcal/kg/día): correr, cazar, trepar y construcción de refugios.

Nuestra sociedad actual ha llegado a un grado de sedentarismo, con la perdida de esa actividad física para la que estaba diseñado. Mientras que los hábitos han cambiado la fisiología sigue siendo la misma. Realizar ejercicio físico moderado es beneficioso para mantener el cerebro sano y prevenir enfermedades neurodegenerativas.

El ejercicio estimula al cerebro de dos formas principales:

  • Mantiene un aporte adecuado de nutrientes interviniendo en la homeostasis de la glucosa, del oxígeno y en los procesos de vascularización cerebral

 

  • Optimiza la eficacia funcional de las neuronas interviniendo en procesos de excitabilidad neuronal y de plasticidad sináptica

 

La actividad físico-deportiva está vinculada a la satisfacción con la vida, medido por el “autoconcepto físico”, autopercepción física: a mayor práctica de actividad físico deportiva, mejor autoconcepto y mejores niveles de satisfacción. Obteniéndose valoraciones más positivas en aquellos que llevan más tiempo realizando este tipo de actividad, crear hábitos de vida activos aumenta el bienestar psicológico en las personas (mejora de la percepción de salud, la habilidad y apariencia física).

“Estilos de vida sedentarios se convierten en la norma en todo el mundo y las tasas de crecimiento de la depresión, estos resultados subrayan que incluso pequeños cambios en el estilo de vida pueden cosechar beneficios significativos para la salud mental”, añade Samuel B. Harvey et al. en The American Journal of Psychiatry, (Octubre, 2017), profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur y autor principal del trabajo, después de analizar los datos relacionados con la práctica de ejercicio físico así como los síntomas de depresión y de ansiedad de un total de 33.908 adultos noruegos a lo largo de 11 años y recogidos en el estudio de salud del condado de Nord-Trondelag (HUNT), hallaron que las personas que no hacían ningún tipo de ejercicio físico tenían un 44 por ciento más de posibilidades de desarrollar depresión en comparación con los sujetos que realizaban deporte de una a dos horas semanales. Los resultados también confirman que se podían haber prevenido un 12 por ciento de los casos de depresión, practicando al menos una hora de deporte al día. La actividad corporal aporta beneficios para la salud mental a cualquier edad y tanto en hombres como en mujeres.

La profesora Liliam Barrios y Miguel Angel López establecen en el estudio “Aportes del ejercicio físico a la actividad cerebral” (Septiembre, 2011), en Educación Física y Deportes los siguientes efectos beneficiosos:

1. Mejora la condición física al incrementar el VO2 max (un 30% aproximadamente).

2. Retrasa la aparición de fatiga al disminuir el volumen de oxígeno para una determinada carga de trabajo, con lo que hay una mayor independencia funcional.

3. Disminuye y retrasa el declinar fisiológico de la condición física asociado a la edad, aumentando las expectativas de vida activa al prolongar la independencia funcional.

4. Reduce la morbi-mortalidad consecutiva a las modernas enfermedades crónicas, favoreciendo de esta forma, una mayor longevidad.

5. Protección miocárdica por: menor frecuencia cardiaca y consumo de oxígeno, tanto en reposo como a ejercicio submáximo, mayor calidad de la circulación colateral coronaria.

6. Estimula la respuesta inmune, el ejercicio moderado eleva la proteína Hsp72 en la circulación periférica que estimula la respuesta inmune con una mayor resistencia a las infecciones virales de vías respiratorias altas.

7. Controla la ansiedad y la depresión.

8. Aumenta la autoestima.

9. Mejora la cognición y la eficacia del recuerdo.

10. Ocupa el tiempo de ocio y satisface las necesidades lúdicas.

 

Cuando corremos o caminamos rápido llega más oxígeno al cerebro, se forman nuevos vasos sanguíneos y aumentan los niveles de: serotonina, de factores de crecimiento neuronales y de una proteína llamada BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro) que se vierte al torrente sanguíneo y se une a receptores de determinadas células para estimular su supervivencia, crecimiento o diferenciación, que dirige el desarrollo neuronal en el hipocampo. Las personas mayores de 65 años que hacen ejercicio como mínimo tres veces por semana tienen 30-40% menos de probabilidades de padecer demencia y Alzheimer que las que sólo practican algún tipo de actividad física con menos frecuencia.

 

También se sabe que el cerebro de las personas adultas tiene las células madres neuronales en estado “durmiente”, sin dividirse, debido a la acción inhibidora sobre la nuerogénesis de la proteína BMP (proteína morfogenética del hueso), una citoquina que se une a los receptores situados en la membrana de las células madres, se ha visto como con el ejercicio se despiertan regenerándose nuevas neuronas que rejuvenecen el cerebro pudiendo frenar: Alzheimer, Parkinson o Esclerosis Múltiple. Manteniendo un equilibrio entre el ejercicio, el envejecimiento y la formación de nuevas neuronas, en el hipocampo, sitio principal que se deteriora con la edad y donde se asientan la mayoría de las células madre.

El ejercicio activa así una serie de procesos encargados de mantener y proteger a las células nerviosas, lo que se llama sistemas de neuroprotección fisiológica. En 1995 se publicó en la revista Nature un estudio en ratones que demuestra la relación entre el ejercicio físico y el funcionamiento cerebral.

 

cerebro ejercicio 1 OK

El ambiente incide de forma importante en el desarrollo y mantenimiento de la capacidad de aprendizaje y memoria. Se dice que es un ambiente “enriquecido”. Efectos beneficiosos sobre el cerebro de este ambiente “enriquecido” se deben a que este ambiente siempre incluye realizar una mayor actividad física. El ejercicio estimula la liberación a la sangre de hormona de crecimiento (GH), que es la principal responsable del crecimiento del cuerpo. La GH hace que el hígado produzca el factor de crecimiento IGF-I hace que el músculo crezca en tamaño, es un factor neurotrófico muy potente, cuando se realiza ejercicio, el cerebro acumula más IGF-I producido por el hígado, con efectos protectores del cerebro:

  • Incrementa la actividad de las neuronas
  • Mejora la capacidad del cerebro de recibir información del resto del cuerpo (información propioceptiva)
  • Estimula el flujo de sangre al cerebro
  • Aumenta el consumo de glucosa por las neuronas
  • Protege a las neuronas de todo tipo de alteraciones de funcionamiento y de su muerte.

 

La actividad física y el deporte están vinculados al modelo funcional de los servicios de Salud Mental existentes en un determinado territorio. Se denomina igual “Programa de Deportes” o “Plan de actividades Físicas”:

a) Actividades estructuradas y mantenidas en el tiempo, con distintas modalidades deportivas, realizadas en instalaciones normalizadas, con personal de apoyo social y monitores deportivos, coordinados con los servicios de Salud Mental Comunitarios.

b) Ocasionales prácticas de actividad física (habitualmente vinculado al fútbol) en el contexto de instituciones sanitarias.

 

 

INSPORT es un programa europeo que plantea la promoción de la inclusión social de las personas con discapacidad mediante el uso de la actividad física, especialmente aquellas que presentan problemas de salud mental. Dentro del proyecto participan diferentes entidades a nivel europeo como: Handi Jobs (República Checa), Oxford City Council (Reino Unido), Municipality of Prato (Italia), Feafes (Andalucía-España), entre otros.

 

Bibliografía:

Marta Marquez Rosa; Rene Gonzalez Boto
“Relación entre actividad física y salud mental”
Ed. Diaz de Santos, 2013

Liliam Barrios Herrero; Miguel Angel López
“Aportes del ejercicio físico a la actividad cerebral”
http://www.efdeportes.com/efd160/aportes-del-ejercicio-fisico-a-la-actividad-cerebral.htm
Eduación Física y Deportes. Revista Digital. Buenos Aires. Septiembre-2011

Samuel B. Harvey et al.
“Exercise and the prevention of depression: Results of the HUNT cohort study”
The American Journal of Psychiatry. Octubre-2017

M.Concepción Hernandez Escayola
“Ejercicio y calidad de vida: claves para mantener la salud mental y física” Ed. S.A. EUNSA. Ediciones Universidad de Navarra.2005

William Walter Atkinson
“El poder natural del ejercicio físico y mental”
Ed. Humanitas. 2015

 

Eider Goñi; Guillermo Infante
“Actividad físico-deportiva, autoconcepto físico y satisfacción con la vida”
https://doi.org/10.30552/ejep.v3i2.52

 

Rafael Reigal Garrido; Antonio Videra García; José Luis Parra Flores; Rocio Juárez Ruiz de Meir
“Actividad físico deportiva, autoconcepto físico y binestar psicológico en la adolescencia”
Retos. Nuevas tendencias en Educación Física, Deporte y Recreación. 2012

 

S.A. Neeper; Fernando Gomez-Pinilla; J. Choi & Cotman
“Exercise and brain neurotrophins” Nature, January-1995.

 

Eva Carro Díaz; José L. Trejo Perez; Ignacio Torres Alemán
“Efectos beneficiosos del ejercicio sobre el cerebro”
Ciencia al día. Internacional. Abril-2003.

 

 

Links relacionados:

Proyecto de integración europeo INSPORT
http://feafesandalucia.org/prensa/noticias/proyecto-insport-promoting-social-inclusion-through-sport-el-proxima-martes-13-y-miercoles-13-de-junio-malaga-acoge-el-proyecto-insport-promoting-social-inclusion-through-sport-en-el-instituto-andaluz/

 

Actividad física y prevalencia de patología en la población española
http://munideporte.com/imagenes/documentacion/ficheros/01E9D3AC.pdf

 

Confederación de Salud Mental
https://www.facebook.com/ConfederacionSaludMental/

 

 

 

Anuncios